Amélie es sin duda una de las grandes películas generacionales características, que se ha convertido en un referente audiovisual. No solo destaca por la historia, la narración y la parte técnica, la peculiar decoración del apartamento de Amélie Poulain lo convierte en un sitio peculiar con un gran magnetismo, ¿no?

Seguidora o no de su estilo y de su estética naif, marcó una época y una tendencia, poniendo de moda lo vintage. El apartamento del barrio parisino de Montmartre, es pintoresco y mágico, con aire vintage y retro, incluso algo barroco, donde reinan los muebles reciclados propios de los años 60-70, y las paredes de colores y papel pintado.

Sin duda, es una decoración atrevida y excéntrica, donde se fusionan elementos Kitsch (estilo artístico considerado “cursi” u “hortera”) sobre una base más sencilla y clásica, sobretodo en la habitación y el salón.

Se busca el contraste entre colores pasionales y vivos como los tonos caldera, el naranja y el burdeos, con colores fríos como el verde.El salón y el dormitorio, están empapelados con papeles con relieve tan popular en los años setenta, en tonos rojizos y motivos geométricos.

Salón: el sofá esta tapizado con terciopelo y los muebles son Art Decó, con aspecto second hand. Las lámparas tiene un aire retro con toques surrealistas. Y no podemos obviar la cortina de cuentas y las plantas en la ventana, tan de moda hoy en día.

Recibidor:

 

Dormitorio: la cama es de forja y la cabecera esta decorada con dos cuadros del artista surrealista Michael Sowa. La ropa de cama es romántica, sensual, de seda y satén.

Baño: se caracteriza por colores suaves, amarillo y verde pastel. Las paredes están pintadas en tono vainilla y sólo hay pequeñas partes alicatadas, el lavabo y la bañera, que tienen azulejo blanco con dibujo. Todo esto combinado con el mobiliario de madera, apliques de tulipas de vidrio, encajes antiguos y el espejo, bien recuerda al Art Noveau.

Cocina: Vuelve a predominar el rojo. Los azulejos son combinados entre rojo y blanco y enmarcados por unas cenefas en blanco y negro. Por encima, la pared esta pintada en color vainilla, igual que el baño.

¿Te han entrado tantas ganas de volver a ver la película como a mi?

Diana XX