Lo sé: No sabes qué hacer con tu baño pequeño. Parece que hagas lo que hagas, no consigues sacar espacio de ningún lado. ¡Tranquilo! En la entrada de hoy te traigo algunos trucos para decorar baños pequeños que pueden salvarte. La clave está en las superficies limpias y despejadas, pero también puedes jugar con el color y el amacenaje para darle su propia personalidad y crear un baño eficiente, práctico, y muy, muy estiloso. ¡Comenzamos!

  1. Engaña el ojo con los azulejos

En los baños pequeños, la percepción es muy importante. Una forma de alargar visualmente las paredes es jugar con el diseño de los azulejos. Si utilizas el mismo diseño en todas las paredes, será más difícil distinguir las esquinas. El mármol es bastante eficiente para esto.

Pinterest / Perini

También puedes alargar techos y suelos con este truco si usas el mismo diseño de azulejos en toda la habitación. Los azulejos estilo mosaico en un color llamativo tienen muy buen resultado. ¡Úsalos en el baño completo para maximizar el efecto!

  1. Los colores clave para agrandar el espacio

La opción de color más obvia para los baños pequeños es el blanco, ya que es sinónimo de limpieza. Si no quieres complicarte, utiliza la gama de blancos para iluminar tu baño pequeño y engañar al ojo. Para evitar que la decoración parezca demasiado fría, usa toallas coloridas y azulejos brillantes.

Pinterest

También puedes añadir un toque de color en una de las paredes. Esto le dará la cantidad exacta de personalidad a tu baño pequeño sin que resulte agobiante. El papel pintado es la opción más versátil y creativa para esto.

Pinterest
  1. Lo más difícil: el almacenaje

En los baños pequeños, mantener los objetos de higiene fuera de la vista es importante para dar sensación de amplitud. Una opción estilosa y socorrida para esto son las cestas de mimbre, que puedes colocar bajo el lavabo o sobre las estanterías. Juega con diseños de estanterías originales. Las circulares se están poniendo muy de moda y le darán un soplo de aire fresco a tu decoración.

Otro truco clásico para el almacenaje de baños pequeños es enrollar las toallas: Además de ganar espacio, darán una auténtica sensación de spa.

  1. ¡Cuelga todo!

Maximiza tu baño pequeño manteniendo el suelo despejado. Esto dará mayor sensación de amplitud y limpieza. Para ello, ¡cuelga todo de las paredes, hasta el lavabo! Los lavabos flotantes son muy socorridos en los baños pequeños, ya que sirven tanto para despejar el suelo como para añadir almacenaje extra debajo.

Pinterest

Cuelga también tus accesorios decorativos, y, por qué no, añade un espejo suspendido para un baño supertrendy.

  1. La ducha invisible

Hay varias formas de hacer prácticamente desaparecer tu ducha. Desde las ‘wet rooms’, en las que no hay fronteras, a las llamadas duchas italianas, integrar la ducha en el resto del baño lo hará más diáfano y te ayudará a ganar espacio. La forma más simple de hacerlo es mediante la ducha italiana. Son duchas abiertas, que pueden estar a ras de suelo o contar con una ligera separación.

Pinterest

Elimina todo tipo de separación en tu baño pequeño con las llamadas ‘wet rooms’. Son habitaciones con un sólo desagüe, en el que la ducha está unida al resto del espacio. De esta forma, desaparecen las barreras y aprovechas el 100% de la superficie.

  1. Haz de la bañera la protagonista

Te han dicho mil veces que renuncies a las bañeras por tener un baño pequeño, pero se equivocan. Aunque es obvio que una ducha es la opción más práctica, existen formas de añadir una bañera a tu baño pequeño para que te puedas seguir relajando con un buen baño.

Ya que la bañera probablemente será el elemento más grande de tu baño, dale todo el protagonismo que merece. Conviértela en la pieza central de la habitación con una bañera independiente. ¿Sabías que hay bañeras victorianas diseñadas para espacios pequeños? Tu baño derrochará elegancia.

Pinterest / Ideal Home

Por último, si estás considerando hacer reforma, puedes eliminar barreras visuales con una bañera hundida, una de las últimas novedades en decoración de baños. Una opción peculiar pero efectiva que deberías considerar.

  1. Hazlo brillar de luz

¡No escondas tu baño pequeño entre sombras! Utiliza la luz a tu favor para hacerlo brillar y añadirle unos metros de más. Lo mejor es que, si cuentas con luz natural, la aproveches al máximo. Si, por desgracia, tienes un baño algo oscuro, lo mejor es que ilumines desde arriba. No utilices lámparas que consuman demasiado espacio, tanto en el suelo como en las paredes. Además, procura que la luz que proyecten sea blanca en lugar de amarilla. Una opción divertida y diferente es añadir toques de luz en lugares inesperados, como en el espejo.

Pinterest

¡Hasta aquí mis consejos sobre como decorar baños pequeños! Si os gustaría que diera más trucos para decorar habitaciones pequeñas, decídmelo por redes sociales. ¡Os leo siempre!

Diana XX